Nos encontramos transitando los primeros pasos en este Tiempo de Adviento. Resonará insistentemente las palabras de Jesús dichas en el evangelio del Domingo pasado “¡estén prevenidos! o sea que estemos preventivamente preparados y atentos por que en cualquier momento Jesús viene a nosotros como el Mesías que quiere nacer en el Belén de nuestro corazón. Hoy Jesús en el evangelio, narra que se estremece de gozo y lleno del Espíritu Santo alaba al Padre, porque gracias a la fe que se nos ha regalado como don, podemos ver lo que otros quisieron y no pudieron. Se estremece de gozo porque lo vemos a través de la mirada de fe y lo contemplamos en distintas realidades, como ser en los sacramentos. Ver a Jesús en el pan eucarístico no es para cualquiera, ya que para creer que en el pan está Jesús si o si necesitamos de la fe. Por eso, demos gracias a Dios por regalarnos este don hermoso, que nos revela también que pronto nacerá una vez más Jesús en el pesebre de nuestro corazón y con fe lo creemos así. Amén.

Daniel Rivas