En un equipo de Rugby prima la unidad. Dif铆cilmente una persona que haya tenido un pleito con alguien dentro del equipo juegue en el pr贸ximo partido, ya que esa persona debilitar谩 a todo el conjunto. Por eso el Capit谩n del Equipo, una y mil veces intenta solucionar las diferencias de sus jugadores, as铆 recobrar el vigor, poner en marcha toda su potencia para alcanzar y ganar los objetivos. Un equipo est谩 compuesto por personas y estas forman como una red. Si uno de ellos se encuentra en otra sinton铆a o en otro canal, toda esa red se debilita.
Jes煤s nos ense帽a que si alguien se equivoca, podemos corregirlo, depender谩 de aquel hermano si tiene abierto o no el coraz贸n para la “escucha”. 脡ste debe evaluar ese comportamiento que se le marca y si tiene raz贸n quien corrige, cambiar, modificar o sencillamente dejar de hacer lo que da帽a a alguien o a un grupo. A veces es m谩s sano y constructivo dar un paso al costado a fin de no entorpecer esa red que “naci贸 para ser fuerte”. Si veo que tengo problema con uno, con otro y luego con otros鈥 es un gran indicador de que en algo estamos fallando. Quien corrige lo debe hacer como un acto de amor llamado “rescate “. Se quiere rescatar a la persona por amor, para el bien de ella y para 茅l bien de la “comunidad“, para que esta
vuelva a ser fortalecida. A veces se nota en grupos parroquiales que no se alcanzan objetivos. Lamentablemente se da vuelta sobre un mismo tema as铆 como la rueda de un auto se encuentra empantanado en el lodo. Eso pasa justamente porque la red no est谩 unida, quiz谩s da帽ada y peor a煤n debilitada por la discordia. Que el Se帽or nos ense帽e a ser un “uno” con todos, y as铆 como dice el dicho “la uni贸n hace la fuerza” podamos alcanzar los objetivos que nacen del soplo del Esp铆ritu. 隆Cuanta fuerza har铆amos los Hijos de Dios si todos nos unieramos en Jes煤s que vive y reina entre nosotros.! Que as铆 sea.

Daniel Rivas