Nació gracias al Soplo de Dios que supo seducir nuestros corazones para conquistarlos y así convertirnos en testigos y discípulos de su infinito amor. Ese amor se desprende como las migas de pan que cae al suelo y nosotros la recogemos para compartirlo con todos aquellos que tienen hambre y sed de Vida Eterna. Vemos a la vida como ese hermoso peregrinar al cielo. Para llegar hasta allí necesitamos alimentarnos con los Manjares Celestiales que Dios nos provee tan generosamente en abundancia sobre todos aquellos que ponemos nuestra fe, esperanza y amor en ese destino tan hermoso que nos espera con las puertas abiertas de par en par. Tenemos la misión de anunciar las Maravillas del Señor en este nuevo y nuevo y extenso continente que llamado Internet. Contamos con su Gracia y con las oraciones de todos ustedes que con amor y atención dedicarán su tiempo para gustar de todas las publicaciones que iremos subiendo según nos vaya soplando el Espíritu Santo. Pedimos a María madre de Jesús y madre nuestra que nos tome de las manos y haga caminar siempre en dirección al Corazón de su amado y Divino Hijo, amén.

2 thoughts on “Pan de vida eterna”

Comments are closed.