S. Apolonia, virgen y mártir de Alejandría en Egipto

Dedicada totalmente al apostolado, muy estimada por su valor e integridad, es capturada en el 249, ya siendo anciana, durante las feroces persecuciones del siglo III en Egipto. Negándose a rechazar la fe, es torturada: le arrancan los dientes con una pinza. Muere entre llamas.