Es hermoso este Evangelio! En primer lugar estamos en la barca? Estar con Jesús es ir Mar Adentro y echar redes para lograr una pesca abundante! Es saber que EL tiene timón de nuestra vida! Y es imposible que no tengamos miedo, que no haya viento o las olas se sacudan, para “Ningún mar en calma hizo experto a un marinero”. La vida nos da sacudones. Y que hacemos? Nos hundimos, porque nos miramos a nosotros mismos! Porque no miramos que por ese agua viene el Salvador que nos ama y nos dice SOY YO!!! Que hermosa sensación!